El edificio en el que estamos albergaba las instalaciones de la casa cuartel de la Guardia Civil. De entrada puede resultar chocante el nombre de Abdalla Musaire puesto después de su rehabilitación. Para aclarar este término he de decir que la corporación municipal que comenzó y terminó la rehabilitación, con su alcalde D. Carlos Moliné al frente y verdadero artífice de la misma, le rindió un caluroso homenaje con este nombre el arquitecto mozárabe Abdallá Musaire que diseñó y construyó la torre de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, verdadera joya catalogada del Mudéjar aragonés y orgullo de la localidad.

La construcción de la casa cuartel de La Puebla de Alfindén se empezó a tramitar en el año 1944 cuando el Ayuntamiento presidido por D. Mariano Moliné Badía ofreció a la Dirección General de la Guardia Civil unos terrenos para tal finalidad. El edificio se terminó y fue entregado al Ayuntamiento mediante una acta oficial de entrega de fecha 30 de marzo de 1951 siendo alcalde el mismo que donó el terreno y actuando de testigos del acto D. Carlos Murillo por parte del Ayuntamiento y D. César Garrote por parte de la Guardia Civil.

Patio

El 22 de enero de 1944 el Ayuntamiento solicitó a la Dirección General de la Guardia Civil la instalación de un puesto de la Guardia Civil ofreciendo para ello el solar sito en la calle Barrio Nuevo, prolongación de la calle Mayor, de unos 40 m. de largo y unos 48 m. de ancho que lindaba con dos solares del Sr. Mínguez y Sr. Ferrer que también los adquirió para completar el terreno para la edificación. Además de este solar también ofreció la cantidad en metálico de 40.000 pesetas y se dio la circunstancia de que como el Ayuntamiento no tenía más que 20.000 pesetas tuvo que suscribir bonos de ayuda que ofreció a particulares del pueblo que aportaron las otras 20.000 pesetas con recibos nominales de 1.000 ó 2.000 pesetas cada uno cobrando un interés anual de 5%.

El día 14 de marzo del mismo año, una vez recogido el dinero y tramitada la compra del solar, se ratificó el acuerdo y se sometió a información pública facultando al alcalde D. Mariano Moliné, a librar todos los documentos precisos y necesarios para la ejecución del acuerdo. Con fecha 4 de enero de 1945 apareció publicado en el Boletín Oficial de la Provincia, en su página 14 y el día 22 de mayo del mismo año se firmó el acta de cesión al Estado, junto con las 40.000 pesetas en efectivo para poder comenzar el edificio de la casa cuartel.

Las obras se terminaron en el año 1951 y fue entregado al municipio el día 30 de junio de ese año.

En la década de los setenta, la evolución de las condiciones de vida, los cambios políticos y el deterioro del edificio debido a su uso, su escaso mantenimiento y la deficiente construcción hicieron que la casa cuartel pediera operatividad y fuese considerada como poco útil. Este deterioro, al no ser atajado con ninguna reforma, fue en aumento y ya era evidente incluso desde el exterior y difícil de soportar en el interior por lo que el Gobernador civil, con fecha 2 de noviembre de 1983, envió una circular al Alcalde de La Puebla de Alfindén, por entonces D. Jesús Laguna, interesándose por la posibilidad de que el Ayuntamiento pusiera a disposición un nuevo terreno para iniciar la construcción de un nuevo cuartel adaptado a las nuevas condiciones de vida y con instalaciones más modernas y funcionales. Con fecha 5 de diciembre de 1985 el Ayuntamiento volvió a recibir otra circular indicando que con motivo del lamentable estado del edificio que amenazaba ruina debía de poner a disposición de los entonces moradores de la casa cuartel alojamiento par el personal y espacio para las dependencias, ya que de lo contrario pasarían a la vecina localidad de Alfajarín de forma provisional hasta que se resolviera.

La contestación del Ayuntamiento, con fecha de 4 de febrero de 1986, hace mención a la utilización como dependencias de la Guardia Civil las casas de los maestros sitas en la calle General Franco 5, 7 y 11 y las pone a su disposición provisionalmente a la vez que solicita información sobre las perspectivas futuras del acuartelamiento.

La Dirección General de la Guardia Civil elaboró con fecha de 11 de febrero de 1986 una memoria valorada sobre el importe que supondría la construcción de un nuevo cuartel en donde estaba ubicado el anterior con una cantidad que ascendía a 35.000.000 de pesetas. Esta cantidad no fue asumible en aquellos momentos y la dotación de guardias que entonces había en La Puebla de Alfindén se trasladó a la vecina Alfajarín.

Desde entonces, una vez abandonado el edificio, se fue deteriorando a pasos agigantados siendo un peligro para la población, no solo para los vecinos del inmueble por lo insano de sus instalaciones llenas de basura y desperdicios, sino porque se colaban dentro todo tipo de gente con el consiguiente riesgo de derrumbe que existía.

Con fecha 12 de marzo de 1992, en sesión ordinaria, el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén solicitó la reversión al municipio del edificio de la casa cuartel iniciándose así los trámites legales para la cesión. Posteriormente, con fecha de 18 de septiembre de 1992, se instruyó acta de desafección de usos militares pasando de depender del Ministerio del Interior al de Hacienda, concretamente al Patrimonio del Estado. El 21 de octubre de 1993, el Servicio Jurídico del Ministerio de Hacienda manifiesta su conformidad con la propuesta de reversión realizada por el Ayuntamiento sin perjuicio de que el Pleno municipal vuelva a ratificar el acuerdo realizado con fecha 12 de marzo de 1992 y que lo adopte como cesión en lugar de reversión.

Por fin, con fecha de 25 de noviembre de 1993, la Corporación municipal adopta el acuerdo de pedir al Estado la cesión gratuita del inmueble para dedicarlo a Centro de Formación de Adultos, Actividades culturales y Talleres de Formación Profesional.

Con fecha de 15 de noviembre de 1994 el Estado cede el inmueble, de 2.1216 m2 al Ayuntamiento mediante acta notarial “para dedicarlo a Centro de Formación de Adultos, Actividades Culturales y Talleres de Formación Profesional” Figura inscrito en el Registro de la propiedad nº 13 de Zaragoza, tomo 4.187; libro 64; Folio 19; finca 1.524; Inscripción 2ª. Esta cesión tenía una cláusula que especifica que “si el bien cedido no fuese destinado al uso previsto en el plazo de tres años, dejará de destinarse posteriormente, se considerará resulta la cesión y revertirá al Estado, integrándose en su Patrimonio con todas sus pertenencias y accesorios sin derecho a indemnización.

En el año 1995, una vez obtenida definitivamente la cesión del edifico y solar al Ayuntamiento, siendo Alcalde D. Carlos Moliné Fernando, se comenzó a rehabilitar con el objetivo de utilizar las instalaciones según los requisitos de esa cesión. Se da la circunstancia histórica de que el alcalde que promovió y consiguió el retorno al municipio del edificio y solar de la casa cuartel fue el hijo del alcalde que cedió y avaló en su día par que la construcción se llevara a termino.

Información extraída de la publicación Espacio Cultural “Abdallá Musaire” 10 años de historia (1999-2009) de Jesús Andreu Báguena, director del CPEPA Alfindén desde el 1999 hasta el 2016